Este programa tiene como objetivo garantizar la inocuidad desde la producción primaria hasta el producto final.  Es un instrumento para evaluar peligros y establecer sistemas de control basados en la prevención.

Las empresas que adoptan este Programa
de Aseguramiento de la Calidad (PAC),
aseguran a sus clientes y consumidores,
la inocuidad de los alimentos (generando
confianza) y el control de la línea de producción
que los elabora